Cómo protegerse de las estafas

“Nada es más fácil que engañar a un hombre honrado” dice un refrán. Y tiene cierto grado de verdad, porque todos los días se estafa a alguien honrado. ¿Cómo puedes defenderte? Por qué no adoptas unas cuantas precauciones básicas para estar bien protegido y no ser una víctima de una estafa.

Cuida tus datos personales

Si te roban la chequera o la tarjeta de crédito, los ladrones podrán hacer compras con ellas, con suficientes datos personales, serán capaces de suplantar tu identidad. Entonces para protegerte de ese tipo de estafa, extrema el cuidado con todos tus documentos, incluidos los estados de cuenta bancarios y las chequeras, así como la licencia de conducir y la cédula de identidad. Niégate a revelar información privada o financiera, a menos que existan razones legítimas, sobre todo cuando se trate de datos de tu cuenta bancaria o tu número de tarjeta de crédito. Recuerda: La única ocasión justificada para proporcionar el número de tu tarjeta es cuando quieras comprar algo con ella.

Actúa con sentido común

Muchas estafas prometen al inversionista ganancias exorbitantes. Una supuesta forma rápida de hacerse rico es el sistema piramidal. Las pirámides siempre se derrumban porque es imposible seguir consiguiendo nuevos miembros indefinidamente. Recuerda que, para que uno gane en una pirámide, alguien tiene que perder.

¿Te están ofreciendo dinero fácil o enormes ganancias por tu inversión? Ten presente la siguiente señal de advertencia: si una oferta parece demasiado buena, casi siempre es un engaño. No creas todo lo que dicen los testimonios o la propaganda pensando: “Esto es distinto”. Ten presente que nadie pone un negocio para regalar dinero ni para revelar secretos sobre cómo hacerse rico. Si alguien afirma poseer conocimientos exclusivos con los que ganarás una fortuna, pregúntate: “¿Y por qué no los usa él para hacerse rico? ¿Por qué pierde el tiempo intentando vendérmelos a mí?”.

Trata solo con quienes tengan buena reputación

Trata solo con comerciantes y negocios respetables. Existen muchas empresas serias con las cuales se puede hacer negocios seguros por teléfono o Internet. En lo posible, consigue referencias sobre el vendedor, la compañía y la transacción a través de algún organismo independiente. Pide información sobre la operación y léala con cuidado para asegurarse de que es legal. No te apresures ni te dejes presionar para tomar una decisión rápida.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
En tendencia

Artículos relacionados

Cómo protegerse de las estafas

“Nada es más fácil que engañar a un hombre honrado” dice un refrán. Y tiene cierto grado de verdad, porque todos los días se estafa a alguien honrado.

ADVERTENCIA

La supuesta financiera "Tena Créditos" es una estafa y NO tiene relación alguna con la COOPERATIVA DE AHORRO Y CRÉDITO TENA LTDA